Guichón y sus alrededores, cuentan con innumerables bellezas paisajísticas como el Palmar y Cañada Grande, afincados sobre la Cuchilla de Haedo. En el marco de un sinuoso y espectacular paisaje de cerros y hondonadas cubiertos de palmeras de la variedad Butiá Yatay, la zona incluye sitios de importante valor histórico como el lugar donde se desarrolló la Batalla del Palmar, y la fuente de agua Curé, con una riquísima historia indígena.

Los palmares de los alrededores de Guichón forman parte del denominado "Camino de los Indios" o camino de Tapé Avirú, una traza que se extiende por miles de kilómetros uniendo las orillas del océano Atlántico con el centro de América del Sur, utilizado por los primeros habitantes del continente.

Con un recorrido de más de 300 kilómetros de extensión de Este a Oeste, el río Queguay posee en su entorno la zona boscosa más grande del Uruguay. Posee tramos con muy buenos rápidos; caminos agrestes, naturaleza exhuberante con abundantes montes autóctonos, muy buenas zonas de pesca y caza.

Además ofrece la posibilidad de participar en recorrerlo en bote o kayaks, siendo una excelente oferta de turismo aventura durante todo el año. Con una de las más importantes reserva de flora autóctona existente en Uruguay, Montes del Queguay posee además la denominada “Cueva del Tigre” reside la mayor colonia de murciélagos del país.

El Saladero Guaviyú es un sitio de gran valor histórico, patrimonial y natural. Actualmente la Mesa Zonal de Quebracho se desarrolla allí el proyecto "Saladero Guaviyú: una propuesta de ecoturismo cultural".

El mismo plantea el turismo ecocultural como herramienta para la conservación de los valores naturales y culturales de la zona denominada Saladero Guaviyú, que se encuentra ubicada en el Municipio de Quebracho, a orillas del río Uruguay en la desembocadura del arroyo Guaviyú, en unas 13 hectáreas propiedad del Instituto Nacional de Colonización que se encuentran en comodato con la Intendencia de Paysandú. Se trata de una zona geográficamente privilegiada, ubicada a unos 27 kilómetros de Villa Quebracho y a unos 40 de las Termas de Guaviyú, en un marco de vegetación típica del bosque ribereño del litoral norte, en su zona de influencia, del ambiente de palmares de la especie butiá yatay.

Las ruinas del Saladero San Pedro de Guaviyú son testimonio de una actividad que marcó un período económico de nuestro país y la situación actual de estos valores no habían tenido hasta el momento un plan de conservación y estudio arqueológico que posibilite su puesta en valor patrimonial ni ha contado tampoco con un plan de gestión y preservación de flora.

El proyecto ha trabajado en la ubicación y valoración patrimonial de los vestigios arqueológicos y la conservación de la flora nativa, contribuyendo a su puesta en valor en un plan de ecoturismo autosustentable.

Existen senderos de reconocimiento de flora autóctona, con cartelería que indica el nombre común y científico de cada especie. Es un lugar ideal para pescar y una vez al año se realiza allí un Campeonato de Pesca. Cuenta con sitio para camping, servicios higiénicos, electricidad y agua potable.

En la denominada "Meseta de Artigas", una planicie elevada casi unos 50 metros sobre el nivel de las aguas del río Uruguay, se encuentra el mayor monumento realizado en honor a José Gervasio Artigas, inaugurado el 25 de agosto de 1899, al que rodea un parque natural de 50 hectáreas.

El lugar es Monumento Histórico Nacional. El parque cuenta con amplios espacios para camping, un destacamento de Prefectura Nacional Naval y la denominada Casona del Patriarca, una construcción de piedra en la que funciona un museo en honor a Artigas. Cuenta con amplia sombra aportada por árboles autóctonos y ornamentales y existen planes de concretar allí la construcción de una estación fluvial y un centro de visitantes.

La Meseta de Artigas es escenario de importantes eventos tales como el Encuentro con el Patriarca que se realiza en el mes de setiembre en coincidencia con el aniversario del fallecimiento de Artigas y la largada de la Regata Meseta de Artigas-Paysandú que se desarrolla en Semana Santa y lleva más de 60 ediciones ininterrumpidas.

Hay un camping gratuito, servicios con baños, duchas con agua caliente, agua potable y luz eléctrica. Hay un muelle deportivo y playa pequeña.

 

Página 2 de 2

Publ-Lateral-2