Sala de actos, compuesta de una platea y balconadas, más una tertulia, con capacidad para unas 300 personas. Fue edificada a fines del siglo XIX, por un conjunto de ciudadanos como expresión del libre pensamiento, para conferencias, conciertos etc. Tiene un estilo tomado de una sala similar de Londres.Fue declarado Monumento Histórico Nacional el primero de Agosto de 1989. Ubicación: Artigas 535

Construido entre 1880 y 1882. Ha sido escenario de los más notables artistas liricos, sinfónicos y del ballet y el teatro. También ha servido de ceremonias y conferencias. Tiene una capacidad de 600 localidades y contiene un Museo. El 4 de octubre de 1988 fue declarado Monumento Histórico Nacional. Ubicación: Joaquín Suárez entre Uruguay y Brasil. Horario de atención al pùblico: Lunes a Sábado de 16:00 a 21:00.

La Basílica Nuestra Señora del Rosario y San Benito de Palermo, es Monumento Histórico Nacional y uno de los edificios emblemáticos de Paysandú. Se encuentra frente a Plaza Constitución, en Montecaseros entre 18 de Julio y Florida.

El padre Solano García comenzó a idear la construcción en 1830 pero la piedra fundamental recién logró colocarse en 1860. La construcción fue encargada a la empresa de Bernardo y Francisco Poncini y sufrió graves destrozos durante la heroica Defensa de Paysandú en 1864 y 1865 Es el primer templo que tuvo la ciudad de Paysandú y una de las pocas Basílicas Menores, elevada a ese rango en 1949 por decisión del Papa Pío XII.

Su interior, fue magníficamente decorado por el artista Antonio Buscaglia quien comenzó su labor en 1898 y dedicó tres años a la tarea. Actualmente, con el aval de la Comisión de Patrimonio Histórico. 

En Paysandú se encuentra un verdadera joya instrumental: el órgano Gamba y Comoglio, uno de los tres mil setecientos órganos neumáticos que ha construido en todo el mundo la afamada organería alemana Walckler y Cía. de Ludwingsburg, Alemania.

Está ubicado en la Basílica Nuestra Señora del Rosario y San Benito de Palermo, en perfecto estado y funcionamiento, tras las restauración realizada a su estado original en la década del 90. Fue construido especialmente de acuerdo al tamaño y acústica esta iglesia, por lo que su sonido es excelente en ella. El órgano, ocupa una superficie de 24 metros cuadrados, está conformado por 1.800 tubos de diferente tamaño y material y pesa alrededor de tres toneladas.

Lleva el nombre del padre inspector salesiano Pedro Gamboa y del cura párroco Luis Comoglio. Fue inaugurado el sábado 9 de julio de 1906, por los maestros Calbo y Medina. Estos se encuentran en distintas iglesias del mundo, desde la Basílica de San Pedro de Roma hasta la catedral de Buenos Aires, aunque durante las dos guerras mundiales muchos desaparecieron especialmente en Europa.

La denominada Campana Misionera es el objeto histórico más antiguo que se halla en Paysandú. Es de bronce y fue fabricada en el siglo XVII en las Misiones Jesuíticas de San Nicolás. Se encuentra ubicada junto a una de las escalinatas laterales de la Basílica.

La Plaza Constitución es el punto cero de la ciudad de Paysandú y confluyen en ella varios acontecimientos festivos y dramáticos que la cargan de gran simbolismo. La plaza incluye en su centro el monumento al General Leandro Gómez.  A pocos metros otro monumento recuerda a todos los caídos en aquel enero de 1865 en la misma plaza.

El edificio de la sede de la Jefatura de Policía de Paysandú aún guarda en alguna de sus rejas rastros de los impactos de bala de cañón de la Defensa de Paysandú, en 1864. Fue construido por iniciativa del entonces Jefe Político, coronel Basilio Antonio Pinilla en 1860 e inaugurado en 1864 con el nombre “Casa de la Policía”.

El edificio mantiene la mayoría de sus formas originales. En su frente se encuentran “La esperanza” y “La Justicia” altorrelieves especialmente realizados por el escultor italiano José Livi contratado por Pinilla. Livi también es el autor del brocal del “Pozo de la Jefatura”, una sola pieza de mármol de Carrara con forma hexagonal, apoyado en un pedestal del mismo mármol. El brocal permaneció más de 50 años en el Museo Histórico Nacional de Montevideo y luego de varias gestiones pudo ser trasladado, nuevamente a su sitio original, en 1982.

El Teatro Florencio Sánchez es una de las más importantes joyas arquitectónicas de la ciudad de Paysandú y actualmente desarrolla una intensa agenda cultural y de espectáculos a lo largo de año. Su fina ornamentación, excelente iluminación y sólida acústica lo ponen a la altura de muchos de los teatros de las grandes metrópolis.

Por su escenario han pasado innumerables artistas de nivel internacional y fue en é que, por primera vez, el 12 de octubre de 1915 se interpretó por primera vez la partitura completa del Himno Nacional uruguayo, dirigido por José Debali (hijo). En 1975, fue declarado Monumento Histórico Nacional. No obstante, su origen se remonta a 1859, cuando se fundó la compañía que construiría un coliseo en Paysandú; en 1860, con 35 accionistas que aportaron 240 pesos cada uno, se construyó el primitivo edificio del entonces denominado “Teatro Progreso”, obra de Francisco Poncini.

En 1915 bajo la dirección de los arquitectos Jacobo Vázquez y Daniel Rocco, fue remodelado, sumando confort, acústica, solidez y arte. El nuevo edificio se inauguró en 1917 y en 1921 pasó a llamarse "Florencio Sánchez", en honor al gran dramaturgo uruguayo. Tiene capacidad para 1.000 personas, dispone de 6 palcos bajos, 12 balcones, 2 altos, 2 en tercer piso, 300 plateas, 144 tertulias bajas y balcón, 250 altas, 110 entradas generales y 125 en paraíso. 

La agenda actualizada puede consultarse aquí

Ubicado en la costa de la ciudad, es el recuerdo de la “Admirable Alarma", el inicio del movimiento revolucionario oriental y desembarco de Artigas en Paysandú. Marca el sitio por el cual, en Abril de 1811, el prócer cruzó el río proveniente del arroyo de la China (hoy Concepción del Uruguay).

Fue inaugurado en el año 1961; el obelisco está rodeado por nueve mástiles que forman un semicírculo al frente, en ellos ondean en ocasiones especiales las banderas de las Provincias Artiguistas.

Creado por el escultor español Antonio Ballester (nacido en Valencia en 1910), quien a los 19 años ganó el concurso internacional convocado a ese fin, el Monumento a los Españoles fue instalado con el doble propósito de celebrar el centenario de la Jura de la Constitución de la República Oriental del Uruguay y homenajear a los inmigrantes españoles por su valiosa contribución a la formación de la sociedad sanducera.

Está ubicado en los accesos a la ciudad, en el cruce de la avenida Bulevar Artigas con las avenidas Argentina y España.

Página 2 de 3

Publ-Lateral-2